domingo, 9 de abril de 2017

El Cementerio de Esclavos ¿En Bayamón?

Foto de las ruinas de la Antigua Central de Caña de Azúcar Hacienda Santa
Elena en Toa Baja en cuyos terrenos se encuentra La Capilla de la Candelaria.


Por: Ricardo López Serrano / Periodista independiente

Recientemente se dio a conocer una información que de por sí suena impresionante. A raiz de un reciente encuentro de escritoras negras encabezado por la talentosa y reconocida Mayra Santos Febres se comentó sobre el alegado hallazgo de un cementerio de esclavos en Bayamón. En el artículo dice que sobre el referido cementerio iban a construir un Centro Comercial. Siendo este servidor natural de Bayamón y por haberme dedicado a la expresión cultural y especialmente a los temas históricos sobre la Bomba y La Esclavitud me fueron activados todos sentidos, lo que provocó que fuera en búsqueda del mencionado cementerio. Tarea que no me tomó mucho tiempo conociendo mi pueblo como lo conozco.

Comencé a dar seguimientos a unos datos que me condujeron a un Proyecto de construcción de un Walmart en la salida de Bayamón hacia Naranjito, donde no se sabía nada. Cosa que ya me imaginaba puesto que esa salida está en un lugar muy retirado de la zona donde se desarrolló la economía basada en la caña de azucar. Bayamón tiene dos áreas en las que se desarrollaron las principales centrales de caña hubo varias, pero las principales fueron la Central La Santa Cruz en la zona donde hoy día se encuentra el Hospital San Pablo y La Central Santa Ana que estuvo ubicada en el área donde actualmente se encuentran las facilidades de La Goya Foods. Al morir los esclavos, los mismos eran enterrados en el entorno donde trabajaban y vivienda. Por lo que no los llevarían hasta la salida hacia Naranjito.

Por otro lado, la iglesia católica era para entonces y al día de hoy sigue siendo muy celosa con todo lo que tuviera que ver con la muerte, especialmente en aquella época de los esclavos debido a que no querían por un lado propiciar la celebración de ceremonias relacionadas con costumbres ancestrales africanas con los esclavos muertos y a la ve esa era una Buena oportunidad para la iglesia proyectar una imagen cristiana y piadosa, por lo que todos los esclavos bayamoneses eran enterrados en el Cementerio del Pueblo que lleva como el Cementerio Braulio Dueño debido a que se encuentra en la comunidad del mismo nombre.

Tumbas antiguas en el Cementerio Braulio Dueño en Bayamón 

Hecho todo este análisis se entrevistó al Dr. Daniel Ramos historiador del municipio de Bayamón y con quien he tenido innumerables conversaciones sobre el trasfondo histórico de nuestro. Ramos, quien ostenta un doctorado en cementerios ancestrales, tuvo la gentileza de confirmar todo lo antes mencionado sobre la relación de los esclavos bayamoneces y el Cementerio de Braulio Dueño. Sin embargo arrojó luz sobre lo mencionado por Santos Febles. La información provista por La insigne escritora no es del todo incorrecta, sólo que se equivocó de pueblo y de cantidad de cuerpos sepultados.

Según información dada por el Dr. Ramos, en donde se ha escuchado algo bastante parecido es en Toa Baja, donde fueron encontrados restos enterrados cerca de la Capilla de la Candelaria ubicada cerca de Levittown en los terrenos donde se ubicaba la Central de Santa Elena lugar de impacto con el estudio arqueológico que dio con los hallazgos. Lo curioso del caso es que el Proyecto se detuvo no por el importante hallazgo de los restos que se entiende eran de esclavos, si no, porque el impacto del Proyecto al suelo afecta la estructura de la Capilla. La gran interrogante es, ¿Cuál ha sido el desenlace del hallazgo de estos restos que aunque no es la cantidad suficiente como para ser catalogado como un cementerio lo cierto es que se trata del descubrimiento varios de los cuerpos de quienes fueron esclavos de nuestra tierra.


Ricardo López Serrano, periodista y músico folclorista afrocaribeño especializado en la bomba y la plena. Declamador de poesía negroide y artista folclórico adscrito al Instituto de Cultura Puertorriqueña desde 1985. Director de dos grupos de bomba: Taller Palenke y Bomba con Trovadores, grupo que fusiona la música típica con la bomba puertorriqueña. Artesano de panderos de plena.

5 comentarios:

  1. La Ermita de la Candelaria en Levittown, sobre la cual investigó mucho la señora Irma Picón, permanece en el olvido en estos momentos.

    ResponderEliminar
  2. Yo solo quiero saber,, si se continuara permitiendo que las grandes empresas se apoderen de nuetras tierras??

    ResponderEliminar
  3. ¿Donde puedo conseguir el artículo donde se publicó sobre el presunto cementerio?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue en esta misma revista, aqui el enlace: Descubren histórico yacimiento arqueológico de un cementerio para esclavos en Bayamónhttp://afropuertorico.blogspot.com/2017/03/descubren-historico-yacimiento.html

      Eliminar
  4. Saludos Ricardo. Me alegra mucho leerte y que hayas corregido la información. De paso, y con igual interés de que la información sea la correcta, me tomo un minuto para hacer algunas correcciones a tu texto.
    1) Ni La Santa Cruz ni La Santa Ana fueron "Centrales", como tampoco lo fueron la Santa Elena o La Hacienda El Plantaje, nombre con que también se conoce la hacienda donde se localiza la Ermita de La Candelaria. Todas ellas fueron "Haciendas Cañeras" o "Ingenios Azucareros". Al llamarlas "Centrales" como se hace en el texto se incurre en un error de contexto histórico. La aparición las Centrales se da en la medida en que avanzaba el siglo XIX y los ingenios azucareros se acercaban a la década entre 1870-1880. Un común denominador y factor clave para entender este fenómeno lo es la perenne escasez de mano de obra que se agudizaba con la abolición de la esclavitud (en 1873) destinada casi exclusivamente a la faena de la producción azucarera. La final desaparición de la libreta de jornal daba paso a nuevas estructuras latifundistas en que era posible la posesión de pequeñas fincas que antes bajo el régimen de la libreta hubieran sido impensables en porciones menores a las cuatro cuerdas. Con el nuevo desarrollo en la montaña y la falta de mano de obra en la costa, el crédito se movía a la altura y se acentuaba la necesidad de una mayor producción para la paga de deudas que eran contraídas por razón de los prestamos refaccionarios para la mecanización de ingenios y la creación de centrales propiamente modernas. De manera que hablar de esclavitud y centrales como parte de un mismo contexto histórico es un error. Más bien, la desaparición de una dio paso a las otras. Por otra parte, el texto no menciona las centrales de la zona, que si viniera al caso mencionarlas, fueron la Central Juanita (Bayamón) y la Central Constancia (Toa Baja).
    2) Por otra parte, el texto menciona que el cementerio de esclavos se encuentra cerca de "la Capilla de la Candelaria ubicada cerca de Levittown en los terrenos donde se ubicaba la Central de Santa Elena". Si bien es cierto que los restos se encuentran en terrenos de lo que fue la Ermita de la Candelaria; es erroneo decir que esta última se localiza "en los terrenos donde se ubicaba la Central de Santa Elena". La Ermita de la Candelaria está en los terrenos de lo que fue la Hacienda El Plantaje del corsario Miguel Henríquez quien también fue dueño, según el Dr. Francisco Moscoso, de otras dos haciendas (incluyendo la Santa Ana). De manera que, para aclarar el punto, la Hacienda Santa Elena queda junto al Toa y la Hacienda El Plantaje queda junto al Río Bayamón y son dos haciendas distintas.
    Un abrazo,
    Capiello

    ResponderEliminar